Buscar
  • IC

¿Por qué concepto JORU?

Actualizado: may 23

Creamos una marca de proyectos de diseño interiores desde el corazón, con el firme propósito de llevar a distintos espacios la magia del diseño.



Una de las cosas más difíciles por hacer al iniciar cualquier proyecto es darle un nombre, es el primer paso para materializar una realidad que antes sólo estaba en nuestra cabeza. Los nombres, incluso las palabras que usamos todo el tiempo, sirven para que nuestro cerebro comprenda la realidad: cuando ustedes leen “mesa”, su mente seguramente ya les habrá mostrado la imagen de una mesa cualquiera, entienden sus características básicas y funciones. Lo mismo ocurre con los nombres propios, al leer “Lupita”, “Carlos” o “Karina”, seguramente su mente los vinculará con una persona conocida; ¿nunca han pensado que tal persona tiene más cara de “Susana” que de “Mariana”? Hasta cierto punto, los nombres son la primera impresión y  generan cierta expectativa.

Puesto que los nombres importan tanto, nos tomamos un momento antes de dar el primer paso para materializar este proyecto de diseño. Al preguntarnos sobre lo que hacemos, llegamos a lo más fundamental: trabajamos con ideas y con el espacio. Las personas que quieren modificar el interior de su casa, su oficina, o su empresa, están motivados, quizás por una necesidad, que termina llevándolas a una idea de cómo podría lucir el espacio después de algunos cambios. Nosotros trabajamos con las ideas del cliente, las acompañamos y las convertimos en conceptos más claros que pueden llevarse a cabo en la realidad. Estos dos términos: concepto y espacio, son la piedra de toque de nuestro proyecto y sabíamos que tenían que estar en nuestra presentación.

Nos vamos poner técnicos por un momento: Joru viene de la transliteración del genitivo de la palabra “espacio” en griego clásico (ése que hablaban los pensadores de antes como Safo, la poeta, o Aristóteles, el filósofo). Su forma original, el nominativo, se ve así χῶρος, se traduce como “EL espacio” y se pronuncia “Joros". Sin embargo, la palabra que nosotros usamos se ve así χῶρου, y se traduce como “DEL espacio”, ese “del" significa que es genitivo. ¿Por qué es relevante el “del”, del genitivo? “El concepto del espacio” lo entendemos de dos maneras que dependen de cómo lidiamos con él en el interiorismo:

  1. El espacio como sujeto: Si bien buscamos modificar el espacio, dependemos de sus propias condiciones para explotar su potencial y llevar a cabo el proyecto de nuestros clientes. Estas condiciones pueden ser las medidas, las expectativas de las personas, el uso que se le pretende dar, condiciones geográficas y topográficas, etc.

  2. El espacio como objeto: Aunque el interior de algo esté determinado por el espacio que lo delimita, nuestro trabajo logra transformarlo de maneras inesperadas y creativas. El espacio es nuestra materia prima y el potencial de un espacio puede ser inmenso si es visto con ojo profesional.

En resumen, queríamos que en el nombre se encontrara la esencia del interiorismo, al mismo tiempo que mostramos la dinámica de la propia historia del diseño. Las ideas y los conceptos cambian con el paso del tiempo y nosotros estamos comprometidos con ir a la vanguardia del interiorismo y marcar una pauta en el diseño de interiores mexicano sin olvidar las necesidades y requerimientos de los clientes.


26 vistas

GET IN TOUCH:

Tel: 55 80 36 93 35

Email: contacto@conceptojoru.com

  • WhatsApp
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Facebook Icono
130x28_grey.png

CONTACT US: