Buscar
  • IC

Diseño de oficinas: Retos después del COVID-19



El COVID-19 y las medidas de distanciamiento social cambiaron nuestras vidas por una buena parte del año y la ¨nueva normalidad” implica que nuestro día a día post-pandemia no será lo mismo que antes. Aunque quisiéramos ahondar en cómo la pandemia ha recrudecido una enorme cantidad de problemas sociales y económicos, aquí nos vamos a enfocar en otras cosas. Desde la perspectiva del interiorismo, hay al menos dos grandes sectores que cambiaron debido a la pandemia: el comercial y el residencial. Las empresas alrededor del mundo tuvieron que adaptarse a los requerimientos del distanciamiento social, forzando muchos de sus empleados a adoptar el modelo de home office o teletrabajo. Asimismo, las personas tuvieron que pasar mucho más tiempo en sus casas para evitar el contagio del virus. Los integrantes de la familia tuvieron que convivir más tiempo juntos, adaptar espacios destinados, quizás al descanso o el entretenimiento, en áreas de trabajo, escuela o ejercicio. Sin duda, la pandemia obligó a todos a volvernos un poco más conscientes de nuestros  espacios.



La Nueva Normalidad

El teletrabajo o home office se convirtió en la piedra angular de muchas empresas para evitar atrasos en sus procedimientos y mitigar las pérdidas económicas que supuso la pandemia. Sin embargo, el retorno de los empleados a sus cubículos, oficinas y despachos será inevitable una vez que terminen las restricciones de tránsito en el mundo. Este regreso, no obstante, implicará algunos cambios que los empleadores tendrán que tomar en cuenta para evitar nuevos brotes de la enfermedad, cuidar a sus empleados, y mantener un lugar sano. Las implicaciones del diseño de interiores en las empresas van de la mano con las necesidades que surgieron a raíz de la “nueva normalidad” o de la vida post-pandemia. Estos son algunos cambios que nosotros pensamos son de los más importantes.

Flexibilidad de horarios

Algunas instituciones que no pudieron garantizar el trabajo remoto al 100% optaron por trabajar con el 50% de sus empleados en las oficinas. Es probable que este sistema deba ser implementado de manera indefinida así como optar con una mejor manera de administrar los horarios laborales. Ello trae como consecuencia que los parámetros de productividad ya no deben estar ligados con el número de horas sentados en las oficinas, sino con la calidad de los resultados y adecuada entrega de pendientes.

Políticas de sanitización

Aún después de la pandemia, las empresas deberán seguir invirtiendo en recursos para mantener un espacio de trabajo limpio. Es decir, la compra de desinfectantes en aerosol, toallas húmedas y gel antibacterial. Además, se deberán implementar procedimientos más estrictos de limpieza para mantener un ambiente limpio para trabajadores y clientes.


Monitoreo de salud de los empleados

Las personas siempre serán el núcleo de toda empresa y deberán garantizarse sus derechos de salud física y mental en todo momento. Aún cuando tengamos meses del regreso a la “nueva normalidad”, creemos que el monitoreo de temperatura e identificación de personas que presenten síntomas deberán ser acciones necesarias para evitar contagios.

Mayor infraestructura digital

Esta medida está muy vinculada con los puntos anteriores puesto que mayor infraestructura digital implica mayor facilidad para que la gente de la empresa pueda comunicarse de manera virtual mediante el uso de dispositivos electrónicos y aplicaciones de videoconferencias. Sin embargo, esto requiere el uso de tecnologías específicas y espacios diseñados para mejorar la calidad de videoconferencias. Además, se requerirá un mayor esfuerzo por educar a las personas sobre los riesgos de ciber-seguridad para evitar el robo de datos personales y corporativos.

Rediseñar Espacios

Los cambios anteriores en el ambiente laboral mundial suponen un reto para el diseño de oficinas. Se requieren cambios para adaptarse a las nuevas necesidades e, incluso, anticiparse a posibles nuevas legislaciones laborales que exijan a los empleadores otorgar la posibilidad de trabajar desde casa a los empleados. Reducciones de espacios por menor cantidad de empleados en las instalaciones, cambios en el mobiliario, materiales más fáciles de limpiar y la redistribución de los espacios para mantener una distancia más apropiada son algunos de los cambios que serán necesarios.

La asesoría profesional de un diseñador en la nueva normalidad será un papel importante para cumplir con las nuevas necesidades al mismo tiempo que se logra mantener la personalidad de la marca comercial y la estética. En otras palabras, lograr el perfecto balance entre funcionalidad y diseño. El diseñador no sólo deberá encargarse de que todo se vea bien, sino que debe asegurarse de que los nuevos protocolos de saneamiento y cambios administrativos se incorporen de manera práctica en cada uno de los espacios de las oficinas. El diseño de muebles, la incorporación de nuevos materiales en las superficies (estudiando, por ejemplo, la incorporación del cobre en superficies ya que es uno de los materiales que presentan mejor resistencia al virus), diseñar espacios abiertos (terrazas, rooftops o salones para tomar breaks utilizando los rincones con mayor iluminación natural en la oficina),  mayor consideración en la ventilación e iluminación naturales, la redistribución de inmobiliario o la completa remodelación de un espacio son algunas de las opciones que seguramente las grandes corporaciones estarán considerando en un futuro cercano.




Todas estas reformas vienen ligadas a una nueva tendencia en la industria de la oficina para la reducción de metros cuadrados por oficina. Como se ha visto en España, las oficinas que antes funcionaban para 300 empleados ahora reducirán sus espacios en lugares más céntricos de las ciudades a raíz de la implementación de estas nuevas reglas. Por otro lado, si tu oficina se mantiene con el mismo código postal, se podrán hacer los los ajustes necesarios.

Será muy interesante ver cómo cada diseñador ofrece una solución distinta a los espacios con los que le toque trabajar, consideramos que regresar a las oficinas de cubículos individuales, no será la mejor estrategia visual y estética, a pesar de que la instalación de barreras físicas supone una estrategia para mantener la distancia entre personas. Entonces, ¿cuál será la mejor solución? Nosotros ofreceremos soluciones que busquen balancear estas variables.


#diseñodeinteriores #diseñodeoficinas #nuevanormalidad #oficinapostcovid #covid19 #ConceptoJoru




51 vistas

GET IN TOUCH:

Tel: 55 80 36 93 35

Email: contacto@conceptojoru.com

  • WhatsApp
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Facebook Icono
130x28_grey.png

CONTACT US: